FAQs


¿Qué son las varices?

Las varices (también llamadas várices) son dilataciones venosas caracterizadas por impedir que la sangre retorne con fluidez al corazón. Aunque esta enfermedad puede manifestarse en cualquier parte del cuerpo, afecta principalmente a las venas de los miembros inferiores (piernas).


¿Qué las produce?

Las varices se producen por una alteración de las válvulas venosas, que al no cerrarse como es debido, hacen que la sangre se acumule en las venas, ocasionando que éstas se hinchen y provoquen un derrame sanguíneo. Con el tiempo, esto provoca un estancamiento que repercute de manera directa en la aparición de varices en nuestros miembros inferiores.


¿Cómo se contraen?

Aparte de la propensión hereditaria, existen diversos factores que pueden provocar y favorecer la aparición y desarrollo de las varices. Los principales son la obesidad, el sedentarismo y el permanecer o trabajar de pie durante mucho tiempo.


¿Cuales son sus síntomas?

Los síntomas de las varices incluyen:

  • Sensación de quemazón en los pies y en torno a los tobillos
  • Coloración parda-grisácea de los tobillos/pantorrillas
  • Venas hinchadas visibles bajo la piel de las piernas
  • Cansancio y pesadez en las piernas
  • Picores e incluso fuertes dolores
  • Úlceras en la piel de los tobillos
  • Hinchazón de tobillos y pies
  • Calambres nocturnos
  • Hormigueo
  • Fatiga

*Es conveniente consultar a un médico si se ha experimentado alguno de estos síntomas.


¿Qué tipo de tratamientos existen?

El abanico de posibilidades que ofrece el mercado actualmente va desde los novedosos y exitosos productos naturales, últimos en incorporarse a la lista pero con un altísimo índice de aceptación entre los consumidores debido a su gran efectividad, hasta las intervenciones quirúrgicas (en las que queda agrupado el endoláser) o la escleroterapia.


¿En qué consisten las intervenciones quirúrgicas?

Como en cualquier otra operación de cirugía, conlleva meterse en un quirófano, con el riesgo que esto siempre supone. Se utiliza, comúnmente, en pacientes que padezcan varices de mediano y gran calibre (a veces, según los casos, este tratamiento ha de complementarse con la aplicación de esclerosis para las varices de menor tamaño). Consiste en la eliminación de las venas dilatadas mediante pequeñas incisiones de no más de 2 milímetros realizadas con un gancho de flebectomía que se inserta debajo de la superficie de la piel para extirpar la vena varicosa. La recuperación, como en todos los tratamientos, será indicada por el facultativo y dependerá de las características de la variz o varices tratadas, pero es necesario usar medias de compresión graduada aproximadamente de dos a tres semanas después de la cirugía.


¿Y el láser?

Se realiza, en general, bajo anestesia local y consiste en la introducción de un catéter de fibra óptica (tubo de 3 mm) en el interior de la vena afectada y el cierre controlado de la misma por la liberación de calor que produce el láser. En estas venas varicosas está contraindicado el láser transcutáneo, ya que la cantidad de calor necesaria para eliminarlas quemaría la piel. Por sus características, este tratamiento es el adecuado para personas que tengan varices recidivadas (recaída), pacientes con problemas de coagulación y enfermos de edad avanzada o con un historial médico específico que no les permita caminar trayectos más o menos largos. La intervención dura una media de 30-45 minutos. Una vez terminada se procederá a colocar un vendaje compresivo o una media elástica para comprimir las zonas intervenidas.


¿Cuántos métodos quirúrgicos existen y en qué se diferencian?

Los procedimientos quirúrgicos para la eliminación de las varices son diversos pero todos ellos consisten, en términos generales, en la supresión radical de la red venosa superficial enferma mediante la extirpación del mayor número de venas varicosas posible.


¿Funcionan realmente los productos naturales?

Por supuesto que funcionan. La efectividad de estos productos se debe en gran medida a la calidad de los ingredientes que los componen, extractos de plantas 100% naturales desarrollados y combinados específicamente para prevenir y reducir las varices.

Si quieres conocer las características de los mejores productos naturales pincha aquí


¿Cómo funcionan?

De modo muy simple. Estos sistemas están compuestos de píldoras y crema. Las píldoras están indicadas para prevenir la aparición de las varices y para impulsar una adecuada circulación sanguínea gracias a que refuerzan las paredes de venas y capilares. La crema está específicamente formulada para detener el derrame sanguíneo (gracias a su efecto coagulante) y sanear la piel afectada, además de para reducir el dolor y la hinchazón.


¿Es seguro su uso?

Su seguridad está fuera de toda duda. La composición de estos productos está desarrollada en su totalidad a partir de extractos herbales con características terapéuticas y todos sus ingredientes son 100% naturales y seguros, por lo que no suponen peligro alguno para la salud.


¿Cuales son los beneficios de estos productos?

  • Prevenir la aparición de varices
  • Reducir la hinchazón y aliviar el dolor
  • Reforzar las paredes de las venas dañadas
  • Estimular una adecuada circulación sanguínea
  • Detener la hemorragia regenerando el tejido lesionado

¿Cuanto tiempo se tarda en notar los primeros resultados?

El proceso de sanado varía de acuerdo a las circunstancias de cada uno, pero la mayoría de las personas sienten un alivio inmediato, en el caso de la crema. Con respecto a las píldoras, la respuesta mejora progresivamente con el uso del producto durante un breve período de tiempo. En cualquier caso, estos productos son altamente efectivos cuando se siguen las instrucciones; casi siempre se obtienen resultados excelentes en cuestión de días.


¿Tienen efectos secundarios estos productos?

Estos productos son 100% naturales y completamente seguros, por lo que no interferirán con otros medicamentos y en ningún caso provocarán efecto secundario alguno que pudiera resultar nocivo para la salud. Únicamente hay tener en cuenta el no ser alérgico/a a alguno de los componentes de la fórmula. En caso de que así sea, lo idóneo es acudir a un médico o especialista antes de utilizarlo.


¿Es necesaria receta médica para adquirir estos productos?

NO. Estos productos están compuestos únicamente por ingredientes herbales 100% naturales, por lo que NO SON MEDICAMENTOS y no es necesario tener una receta médica para adquirirlos.


¿Pueden combinarse con otros medicamentos?

Para esta cuestión, lo mejor es siempre consultar al médico, puesto que cada producto tiene su propia formulación y cada persona unas características concretas.


¿Cuál es la posología de las píldoras?

La misma que la de cualquier otra píldora o pastilla corriente. Lo normal es 1 o 2 al día para conseguir unos resultados óptimos, con agua y preferiblemente después de las comidas.


¿Cómo se aplica la crema?

Para obtener un mejor resultado, se suelen aplicar inmediatamente después del baño o la ducha, cuando los poros de la piel están abiertos; también se puede hidratar la región afectada con una toalla humedecida antes de la aplicación. Se debe frotar vigorosamente para facilitar una mejor absorción. La duración de la crema viene determinada por el uso diario que le de cada persona.


¿Puede mi estilo de vida influir en el resultado de estos productos?

El estilo de vida que llevan las personas influye en todas las facetas que conforman la misma, incluyendo por supuesto, la aparición de varices. Es evidente que llevar una vida sana y ordenada, sin excesos y con hábitos equilibrados, es mejor para la salud en general y para la prevención de este trastorno en particular.


¿Hay que ser mayor de edad para adquirir estos productos?

Si. Es obligatorio ser mayor de edad para adquirir y consumir estos productos.