Las varices no son cosa de mujeres, también los hombres

June 27th, 2012

Las varices están consideradas como un problema típicamente femenino, y aunque un mayor porcentaje de la población que lo padece es femenino, los hombres también están expuestos. Las varices son más pronunciadas y más tempranas en la mujeres debido a sus características físicas y a factores como los embarazos, pero su incidencia entre la población masculina es significativa: actualmente, el 65% de las personas que padecen varices son mujeres, frente al 35% que son hombres.

Al estar considerado por la sociedad como una enfermedad típica de las mujeres, aquellos hombres que la padecen no suelen acudir al médico, y sólo lo hacen cuando el problema ya es realmente preocupante desde el punto de vista de la salud, no sólo de la estética, por lo que la solución es ya más complicada.

Pero las varices masculinas son si cabe más preocupantes que las femeninas, ya que suelen esconder tras ellas otros problemas circulatorios más graves, por lo que la visita al especialista no se debe posponer. En algunos casos las varices han aparecido como preludio de trombosis de mayor o menor importancia en las piernas, incluso en los casos más graves los problemas circulatorios que comienzan a manifestarse en forma de varices llegan a derivar en enfermedades de la talla de una embolia pulmonar.

Al igual que la mayoría de los problemas circulatorios en los hombres, el sedentarismo, la obesidad y el exceso de grasa en la dieta habitual son los peores enemigos de las varices. Se recomienda una dieta sana y un ejercicio adecuado a la condición física y a la edad del hombre para prevenirlas y, por supuesto, acudir al médico cuando las varices comiencen a hacer su aparición, ya que la solución será más sencilla y, sobre todo, se podrá detectar a tiempo si se padece algún problema circulatorio grave.

varices

Las famosas también tienen varices

June 13th, 2012

Normalmente tendemos a pensar en las famosas como mujeres con un cuerpo perfecto, que es como se nos muestran en las revistas, como verdaderos iconos de la moda en las que no existen los problemas físicos que aparecen en el cuerpo de mujeres normales como nosotras, pero está claro que esta afirmación está más que distanciada de la realidad.

Piensa por ejemplo en el problema de las varices, un trastorno estético que probablemente padezcas tú o alguien de tu entorno más cercano. ¿Piensas que las famosas no sufren la aparición de varices? Por supuesto que sí, las famosas sufren las varices del mismo modo que las sufren las mujeres como nosotras. Si te parece imposible ver a alguna famosa con varices es porque normalmente ellas (sobre todo las que se prodigan de forma habitual en las revistas) están perfectamente concienciadas de que es un problema que hay que ocultar y cuentan con los medios más efectivos para su prevención y para su eliminación, o incluso para ocultarlas si se da el caso de que han aparecido y les está resultando difícil eliminarlas.

¿Piensas que mujeres como Victoria Beckam no tiene la misma propensión a sufrir varices que tú? Por supuesto que sí, la única diferencia es que ella se puede permitir contar con un asesor de imagen que le esté recomendando en cada momento los ejercicios más adecuados para su prevención.

A pesar de esto, más de una famosa ha sido pillada por un fotógrafo dejando al descubierto las antiestéticas varices. En alguna ocasión hemos podido ver cómo actrices tan conocidas como Eva Longoria, Meg Ryan o Evangeline Lilly (como se puede comprobar no es necesario que hablemos de mujeres de avanzada edad) han demostrado que sus piernas no son más perfectas que las de cualquiera de nosotras.

varices en famosas

Los masajes puede beneficiar a la circulación de las piernas

June 4th, 2012

El sedentarismo y la inactividad son los peores enemigos para la correcta salud de nuestras piernas, ya que la circulación sanguínea se resiente y donde muestra sus primeros síntomas de debilidad es en las extremidades, y mucho más en las piernas, que se manifiestan sobre todo en forma de varices y de cansancio y debilidad extremos. No existe mejor remedio que el ejercicio físico para evitar los problemas circulatorios, pero si no es posible realizarlo o deseas una ayuda extra, los masajes en las piernas favorecen en gran medida la correcta circulación.

Si te lo puedes permitir, acude de manera ocasional a un centro especializado en el que te proporcionen un masaje en las piernas profesional, el resultado será que saldrás totalmente relajada y además con una mejor salud circulatoria, aunque no lo notes. El precio de los masajes depende de cada centro en concreto, pero por apenas 20 euros puedes disfrutar de todas sus ventajas.

Si no puedes o no deseas acudir a un centro estético o médico, puedes darte los masajes a ti misma o encargarle la labor a alguna otra persona, como tu pareja. Existen diversas formas de proporcionar un masaje, pero aunque no tengas unos conocimientos básicos, debes saber que la más mínima actuación masajeadora en las piernas ya produce un importante beneficio.

Una de las técnicas más sencillas para facilitar la circulación es deslizar las manos de arriba hacia abajo, cruzándolas a lo largo del recorrido de las piernas. Si no conoces ninguna técnica de masajes no dudes en improvisar, el simple estímulo de las venas ya resulta muy beneficioso para la circulación. El efecto del masaje se verá multiplicado si se utiliza alguna crema con efecto frío o incluso si se aplica hielo o una ducha de agua fría tras finalizar el masaje.

Previene las varices en el trabajo, con ejercicios de piernas

May 25th, 2012

El sedentarismo es el mejor aliado para la aparición de las tan temidas varices, ya que la falta de movimiento provoca que la sangre tenga una mayor dificultad para circular y por tanto tienda a acumularse en las venas, provocando este antiestético problema. Lo más recomendable para evitar las varices es el ejercicio físico, pero en algunas ocasiones nuestro trabajo nos obliga a pasar muchas horas sentados, por lo que las varices tienen más probabilidades de aparecer.

Si por tu trabajo tienes que estar sentada y eres conciente de lo que ello puede provocar, está en tu mano reducir el riesgo de varices, ya que desde tu misma silla puedes realizar unos sencillos ejercicios mientras trabajas. La clave está en el continuo movimiento, en que las piernas nunca estén demasiado tiempo quietas, mueve las piernas a tu gusto, sin darte cuenta estarás minimizando el riesgo de varices.

Con los pies juntos, separa y junta las rodillas; también puedes separar y juntar las puntas de los pies, incluso encoger y estirar los dedos de los pies, o de vez en cuado, simular con las piernas el movimiento de caminar. Son sencillos ejercicios que puedes realizar en tu puesto de trabajo sin que ninguno de tus compañeros lo note, y casi sin darte cuenta estarás proporcionando a tu salud un importante beneficio.

El movimiento de pedaleo es uno de los más beneficiosos. Si tu puesto de trabajo te lo permite, puedes contar con unos sencillos pedales bajo tu mesa que te permitan realizar varias series de ejercicios durante el tiempo que dure tu jornada laboral.  Y no olvides que tener las piernas en alto es bastante beneficioso, por lo que algo tan sencillo como poner cualquier elemento bajo tu mesa que te permita tener las piernas un poco elevadas te ayudará bastante.